Última Sesión de Cortometrajes a Concurso del Festival Internacional de cine de Islantilla – Cineforum

Con el pase número de catorce de las proyecciones de cortometrajes llegamos al final de la Sección Oficial de Cortometrajes. Han sido en total 100 producciones de los cinco continentes las exhibidas bajo la luz de la Luna de Islantilla. El público ha aplaudido el altísmo nivel de esta décima edición. Un lujo del mejor cine en formato pequeño que a través de la ficción, el documental y la animación ha encandilado a los espectadores. Buen cine, muy buen cine el de esta cosecha de 2017.

 

Un lugar

Un lugar

Un refugiado árabe tendrá que superar los prejuicios de una familia europea para conseguir reparar su coche y llegar a su destino. La cinta de Iván Fernández de Córdoba abrió la última noche de la Sección Oficial de Cortometrajes. Rodada con un halo de misterio en torno al protagonista con problemas y la reacción de la familia convencional europea. Con un reparto en estado de gracia formado Abdelatif Hwidar, Sergio Caballero, Cristina Fernández y Elena Mejino nos adentramos en las entrañas de los prejuicios sociales. Todo un acierto esta cinta que dispara directa para agitar conciencias.

Una china en el zapato

Una china en el zapato

Adrián Ramos y Oriol Segarra apuestan y arriesgan con una propuesta diferente para contarnos una historia redonda. Feng, un joven inmigrante chino, recorre las calles del centro de Madrid noche tras noche, vendiendo latas de cerveza. Una mañana recibe una llamada que cambiará su vida. Una llamada del Más Allá. Marcos Zen borda el papel protagonista, ese hombre atrapado por su pasado que no le deja avanzar. Con una intrépida fotografía de Luis Ángel Pérez, los dos directores muestran un estilo propio y brillante para poner en pie esta fábula oriental rodada en Europa. Una de esas rarezas cinematográficas que se convierten en pequeñas obras maestras.

Vampiro

Vampiro

Álex Montoya, habitual del Festival de Cine de Islantilla, regresa a la Sección Oficial bajo la Luna tras ganar en 2010 el Premio Luna a la Mejor Dirección por su obra “Marina”, y al año siguiente la Luna al Mejor Cortometraje por “Maquillaje”. Un guionista va al encuentro de una prostituta de carretera para documentarse para su nuevo guión. Con esta premisa rueda Montoya una película grande apoyada en sus dos personajes principales. Irene Anula y Jorge Cabrera nos regalan un duelo interpretativo de alto nivel. Disparan sin balas, pero con palabras que hieren. Ambos están inmensos. Y todo queda envuelto en una bellísima fotografía de Guillem Oliver. Álex Montoya ha vuelto a rodar una película muy grande, como ya nos tenía acostumbrados.

Vida en Marte

Vida en Marte

¿Cual cree usted que es el deseo de todo ser humano? Esa es la pregunta que se hace (y nos hace) José Manuel Carrasco en su cortometraje producido por Arturo Ruiz Serrano que recibió el año pasado el Premio Luna a la Mejor Dirección por su largometraje “El destierro”. Historia de una pareja contada en dos tiempos. Una pareja que conviven de la misma forma que lo haría si viviesen en Marte. Ana Rayo, Luis Callejo, Marina Salas y David Castillo son los cuatro excelentes intérpretes que dan vida a la pareja. Carrasco juega con ellos, los mueve a su antojo para el mayor disfrute del espectador. Una gozada para los sentidos.

Voyage Spatial

Voyage Spatial

Producción canadiense dirigida por Guillermo A. Chaia y escrita por él mismo en colaboración con Emile Beaudry. Un astronauta se enfrenta a su misión más complicada: descubrir una relación de pareja. La propuesta inicial no puede ser más interesante. Ese símil done la incomunicación de una pareja puede ser idéntico a mantener una relación con alguien metido dentro de un traje de astronauta por siempre. Todo un hallazgo de principio a fin. La ironía en estado puro para hablarnos de una realidad cotidiana. Iannrick Villenueve y Justine Bouchard son la joven pareja protagonista. Un merecido aplauso debe llevarse esta inteligente propuesta de Chaia.

Woody & Woody

Woody & Woody

Un homenaje al gran cineasta neoyorquino, con diálogos frenéticos impregnados de ironía e ingenio y con dibujos de trazos vibrantes que parecen moverse a ritmo de jazz. Un lujazo que exista una producción como esta. Cine de animación de calidad con la esencia del maestro Woody Allen de fondo. Jaume Carrió le rinde tributo, y de qué manera, haciéndonos creer que estamos delante de una cinta del propio Allen. En gran parte este mérito reside en los ingeniosos diálogos escritos por Laura Gost, que parece estar poseída por el propio Woody. Carmen Alemany aporta el resto con unos trazos perfectos y elegantes que nos introduce de lleno en el universo del cineasta. Muy grande.

Yerbabuena

Yerbabuena

Estefanía Cortés puso la guinda final con la proyección del cortometraje número 100 de la Sección Oficial de 2017. Julia, una introvertida joven acude a la consulta de Maia, donde reaparecerán recuerdos que parecían dormidos para siempre. Con guión original de la propia directora, Estefanía Cortés nos muestra un universo femenino a flor de piel, contado con un muy buen gusto cinematográfico con una cuidada fotografía de Luis Ángel Pérez. Pero esto no sería la misma película si sus dos protagonistas no entregasen su alma a sus maravillosos personajes. Ingrid Rubio y Olivia Delcán aportan la mayor sensibilidad y dulzura a dos almas rotas que se necesitan y se complementan. Desde lugo la décima edición no podía tener un final más dulce.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.