Toma posesión el nuevo Equipo de Gobierno de Isla Cristina

TOMA POSESIÓN EL NUEVO EQUIPO DE GOBIERNO DEL AYUNTAMIENTO DE ISLA CRISTINA

Montserrat Márquez se convierte en la nueva alcaldesa isleña, por mayoría absoluta, sumando el 51% de los votos emitidos durante las pasadas elecciones municipales, representados en los doce concejales que conforman el nuevo Equipo de Gobierno

El Ayuntamiento de Isla Cristina ha celebrado Pleno Extraordinario, en el que ha salido adelante la Moción de Censura presentada el pasado 11 de julio por parte de los integrantes de los Grupos Municipales Andalucistas, Socialistas y la Agrupación de Electores Ciudadanos por Isla Cristina.

Con los votos a favor de los doce integrantes de dichos Grupos Políticos, el nuevo Equipo de Gobierno, que estará encabezado por la independiente Montserrat Márquez, se convierte en el Gobierno Municipal que llevará las riendas del Ayuntamiento durante lo que resta de legislatura.

Comenzaba la sesión con la constitución de la Mesa de Edad, conformada por los concejales de la Corporación Municipal de mayor y menor de edad, Francisco Zamudio y Nerea Ortega, respectivamente, así como la Secretaria Municipal, en la que se daba lectura a la Moción de Censura presentada y con el objetivo de destituir a la Alcaldesa, la independiente Antonia Grao.

A esto precedía la intervención de la candidata a la Alcaldía, Montserrat Márquez, quien defendía la propuesta. Una defensa en la que la edil dejaba clara su postura en la constitución del Equipo de Gobierno tras las pasadas elecciones, en el que, como destacó «Ciudadanos por Isla no votó a la Alcaldesa, se abstuvo, ofreciéndole apoyo en su proyecto de gobierno posteriormente”.

La edil defendió así el trabajo de su grupo a lo largo de estos dos años en los que “hemos sido leales a la Alcaldesa y partícipes de las medidas tomadas, pero las relaciones de trabajo se fueron deteriorado, especialmente con el grupo Popular, socio de gobierno de la Sra. Grao; un equipo de Gobierno en el que nos hemos sentido ninguneados y desplazados.» Montserrat Márquez continuó su intervención aludiendo a la falta de confianza, la cual “se ha resquebrajado y por eso estamos hoy aquí, para garantizar la estabilidad y la gobernabilidad de Isla Cristina, objetivo que no se puede conseguir con una Alcaldesa que no cuenta con el apoyo y el respaldo de este Pleno», además de agradecer la labor de los concejales de su grupo y pedía a andalucistas «margen para actuar» y a los socialistas «que aprovechéis estos dos años para reclamar a las Administraciones Públicas que salden histórica que tienen con Isla Cristina», agradeciéndoles a todos ellos también «su confianza en mi persona y colaboración en este nuevo proyecto que recuperará y le dará su sitio a Isla Cristina.»

Tras las palabras de la candidata, la todavía Alcaldesa isleña, Antonia Grao, que asumía también la Portavocía de su grupo político, en detrimento de José Pérez Canto, basaba su discurso en la defensa de la gestión llevada a lo largo de estos dos años por el Equipo de Gobierno, desgranando todos los proyectos y acciones que, a su juicio, «hemos realizado con gran esfuerzo y sacrificio», dejando claro que «en todo momento el Ayuntamiento ha sido gobernable.» Al margen de la gestión, Antonia Grao ha intentado desmontar la postura de los grupos que suscriben la moción que la aparta de la primera línea de la política local, recibiendo una contundente respuesta de todos ellos.

Seguidamente llegaba el turno de palabra del resto de los distintos Portavoces Municipales, un turno de palabra que abría Agustín Ponce (CxI). El edil agradeció «la oportunidad que me da mi grupo de poder intervenir en este Pleno», aludiendo al «difícil talante demostrado por la Alcaldesa a lo largo de su discurso», al tiempo que hacía una férrea defensa de la Democracia y su ejercicio, así como al “legítimo derecho que tiene cualquier persona, entidad, institución o sociedad a evolucionar, mutar o madurar, ya que el continuo devenir de las ideas nos hace crecer», en referencia a que «las personas suelen progresar en su pensamiento y en sus ideas, algo de lo que no debemos sorprendernos.» Por ello, Agustín Ponce ha defendido «la postura de Ciudadanos por Isla Cristina», porque «es hora de cambiar el discurso, la forma de actuar y de ejercer el liderazgo, ya que Isla Cristina no se merece el desgobierno que ha reinado hasta ahora.» «Nuestro municipio tiene que avanzar y este tiene que ser nuestro reto en los próximos escasos dos años, en los que tenemos que trabajar y luchar a contrarreloj para reconducir la situación» pidiendo «la colaboración, respeto y altura de miras a toda la Corporación y a toda la ciudadanía», concluía el edil.

Tras su intervención, era el Portavoz del Grupo Popular, Francisco González, quien tomaba la palabra para, al igual que hacía su socia de gobierno, defender y dar detalles de la gestión municipal, según ellos, llevada a cabo por «este Equipo de Gobierno». González ponía también en valor «la gran labor que hemos llevado a cabo los tres ediles que conformamos el Grupo Municipal Popular, ya que nos hemos dejado la piel en nuestra gestión, por lo que desde aquí agradezco a mis compañeros de grupo todo ese gran esfuerzo» para finalizar señalando que «estaremos vigilantes y fiscalizando todos los movimientos de este nuevo Equipo.»

Le llegaba el turno al edil Julio Suárez, Portavoz Socialista, quien comenzaba defendiendo la legalidad del proceso “que no es más que un acto puramente democrático», pidiendo a los presentes «respeto a los mecanismos que nos permite poner en marcha el sistema democrático» y lamentando las descalificaciones e insultos «hacia las personas que han sido elegidas democráticamente, sea del color político que sean». Dicho esto, el concejal socialista comenzaba sus discurso aludiendo al lema de su pasada campaña electoral de 2015 bajo el slogan «Otra forma de hacer política», lema que, como decía, «nos ha llevado a presentar y a apoyar esta moción de censura, ya que buscamos otra forma de hacer política, otro proyecto para Isla Cristina», agradeciendo a todos los miembros que conformaron aquella lista electoral «el trabajo realizado a lo largo de aquella Campaña y el apoyo a estos cuatro concejales a lo largo de estos dos años de Legislatura».

Julio Suárez defendía «la incontestable legalidad de esta moción de censura, que es una herramienta lícita y democrática», en referencia «a aquellas voces que han intentado confundir a la ciudadanía, a lo largo de estos día, sobre la legalidad de esta moción» a la vez que recalcaba que «somos doce concejales que representamos más de un 51% de los votos en las pasadas elecciones municipales y actuamos siempre dentro de lo que nos permite la Ley, respetando a todos esos votantes que depositaron en nosotros su confianza.» «Estos concejales hemos decidido emprender un nuevo proyecto para Isla Cristina, buscando lo mejor para nuestro pueblo y esta decisión, créanme, es lo mejor que nos pueda ocurrir para que esta sea la ciudad que todos anhelamos», para terminar agradeciendo a los nueve concejales salientes «el tiempo dedicado como servidores públicos» y al Grupo Andalucista y a su Portavoz, Paco Zamudio, «que ponga su gran experiencia política al servicio de este nuevo proyecto.» A la nueva Alcaldesa, Julio Suárez le pidió «que sea un ejemplo por y para los isleños.»

Por su parte, el Portavoz Andalucista, Francisco Zamudio, comenzaba su turno señalando que «para mi, que he sido alcalde, presentar una moción de censura es un momento agridulce, agrio porque a ningún alcalde nos gusta censurar a otro alcalde o alcaldesa, y dulce porque analizando las innumerables despedidas que la señora Grao ha realizado en estos días previos, en los que dice sentirse muy tranquila y satisfecha, nos hace pensar que el momento no se torna tan duro y complicado para ella», añadiendo que esta Moción «es un paso que nos permite la Ley, que pensamos es necesario para nuestro pueblo, un mecanismo legítimo y legal para buscar una alternativa, una nueva opción de Gobierno, con un proyecto y una nueva planificación, una nueva gestión que creemos que es necesaria para nuestro pueblo, que nadie se asuste.» «Isla Cristina necesita un cambio y un nuevo talante en la forma de ostentar el Gobierno», ha apostillado el Portavoz andalucista.

Zamudio, que apuntó a Antonia Grao como «la responsable de esta nueva situación a la que hemos llegado porque no ha sabido mantener la gobernabilidad en el ayuntamiento, ha fracasado en su gestión», lamentado también el carácter y talante demostrados por Grao y el resto de sus concejales a lo largo de este tiempo, «en el que se ha cerrado todas las puertas, no sólo de la oposición, a la que ha ninguneado, sino de muchas administraciones, sobre todo a nivel autonómico, a las que también les ha hecho ostentación de poder y un trato nada agradable, y todo esto ha ido sumando y sumando, usted se ha quedado sola». Por último el edil Andalucista mencionaba «la falta de proyecto del Equipo de Gobierno en el que no ha gobernado pensando en el futuro, permitiendo que Isla Cristina pierda muchas oportunidades y haya dejado de percibir muchas ayudas que sí han conseguido otros municipios vecinos, como Lepe o Ayamonte.»

Cerraba el turno de intervenciones Antonia Grao, esta vez como Portavoz del Partido Independiente de la Figuereta, con un discurso en el que siguió manteniendo la defensa hacia la gestión de su Equipo en este tiempo.

Terminado los discursos y llevada a cabo la votación de la moción, que salía aprobada por mayoría, juraba su cargo la nueva alcaldesa, Montserrat Márquez Cristóbal, y tomaba posesión el nuevo Equipo de Gobierno, recibiendo el bastón y la Medalla Corporativa de manos presidente de la Mesa de Edad, Francisco Zamudio, mientras la Alcaldesa saliente, Antonia Grao y su grupo abandonaban el pleno.

Cerraba la sesión la nueva Alcaldesa, Montserrat Márquez, dirigiendo sus primeras palabras al pueblo isleño en las que recalcaba que «estamos en un momento importante para el municipio, para todos nosotros porque hoy arranca una nueva etapa para Isla Cristina», a lo que añadía «quiero un pueblo sin miedos, sin gente sometida, un pueblo respetuoso, que no sea el hazmerreír de la provincia, con políticos que demos ejemplo, un pueblo libre, no condicionado a nada ni a nadie, que no sea engañado con falsas promesas; sin hambre, que no se coma a si mismo; en definitiva, un pueblo con futuro que no se resigne a seguir cayendo; que se quiera, que se guste y se cuide y que no se lastime, emprendedor como siempre lo fuimos y en el que podamos vivir todos y del que no huyan los mejores, que motive a las generaciones venideras, que premie el talento, el esfuerzo, el compromiso, la responsabilidad y la educación, en el que nos vayamos de fiesta para festejar la alegría y no para huir de la pobreza orgulloso de su pasado, consciente de su presente y capaz de reinventarse a si mismo», dijo Márquez, comprometiéndose así a «asumir la responsabilidad de cargo y la autoridad que conlleva, con responsabilidad, respeto y sentido común para estar al servicio de todos los ciudadanos y ciudadanas.»

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.