Sesión 7 de Cortometrajes a Concurso en el Festival Internacional de Cine bajo la Luna – Islantilla Cinefórum

Con el pase número siete de la Sección Oficial de Cortometrajes a Concurso llegamos a la mitad de la competición. En total son catorce sesiones de cortometrajes para proyectar los 100 títulos que se juegan la Luna de Islantilla. Ayer martes, una vez más, un numeroso público pudo disfrutar de las diferentes propuestas procedentes de Australia, Canadá, España y Francia. Un recorrido por tres continentes para demostrarnos que el talento cinematográfico no es propiedad de nadie. Cine de máxima calidad bajo las estrellas.

Le monde du petit monde

Le monde du petit monde

Una mujer le cuenta su historia a su bebé. Un cuento de príncipes y princesas para que permanezcan en su memoria. El francés Fabrice Bracq es ya un habitual del Festival de Islantilla. Esta es la cuarta vez que compite en la Sección Oficial. Siempre su cine ha dejado una huella en el espectador, pero a la cuarta quizás sea la vencida, pues está vez la historia de esta madre luchadora en un cuento de hadas apunta altísimo. Contada con suma delicadeza, apoyado en una excelente música de Gregory Libessart, el realizador galo nos pone los pelos de punta gracias a esta deliciosa comedia dramática. Ojo a la pequeña protagonista. La interpretación del bebé es una obra de arte en sí.

Leica Story

Leica Story

Hace unas semanas hablábamos de la productora malagueña Caleidoscopio Films y sus cuidadas producciones a raíz de la proyección del cortometraje “Adila”. Ahora esta productora andaluza vuelve con esta inquietante propuesta de postguerra escrita y dirigida por Raúl Mancilla. Robert, un corresponsal de guerra americano en mitad de una crisis existencial, llega a un pequeño pueblo andaluz poco después de la Guerra Civil española. Cuenta con con una cuidada fotografía, del siempre eficiente Alberto D. Centeno, así como una esmerada dirección de arte de Corinne Rubio. Y para el espectador siempre es un lujo ver pasearse por la pantalla a dos grandes como Pedro Casablanc e Isabel Ampudia. Cada vez que ellos aparecen en pantalla, la película todavía crece aún más.

Little Sammuel

Little Samuel

Sammuel Dubrovnik, un artificiero de élite, cuenta anécdotas de su vida al hacerle una entrevista en un plató autonómico. Desde la ECAM nos llega esta producción de antiguos alumnos con la firma de la directora onubense Carmen Rico detrás. El cine de los Hermanos Rico siempre han tenido un personalísimo sello detrás de sus producciones. Una autoría propia. Y ahora Carmen Rico vuelve a demostrarlo una vez más al contarnos desde otro punto de vista (el de una entrevista) el drama interior de este artificiero. El especial e intenso uso del sonido nos traslada al mismo epicentro de la guerra sin moverse del plató en el que está íntegramente rodado. Los Hermanos Rico dan un paso más allá sin dejar de ser fieles a la maravillosa esencia que los caracteriza.

Los hombres de verdad no lloran

Los hombres de verdad no lloran

Un padre, un hijo y el hockey sobre hielo como pasión, pero con una dura realidad que afrontar. Con este elementos Lucas Castán nos cuenta esta dura (y a la vez bella) historia  familiar. Y lo hace cuidando al máximo cada detalle que nos muestra en pantalla. Cada encuadre es para disfrutar. Desde los partidos de hockey hasta el más mínimo rincón del taller de la casa del protagonista. Daniel Vergara realiza una preciosa labor en la dirección de fotografía. Sus planos a nivel del hielo son una auténtica maravilla. Pero no podemos olvidarnos de Alfonso Lara que da vida al padre. Su composición es milimétrica. En su interior lleva el dolor que siente, y nos lo transmite a través de su mirada.

Lost Face

Lost Face

Coproducida ente Australia y Canadá. Un ladrón de pieles debe pensar rápidamente algo para escapar de la terrible muerte que le espera a manos de la tribu nativa que lo ha capturado. Una dura historia, aunque con leve rastro de comedia, dirigida por Sean Meehan. Una de las propuestas más sólidas de esta edición que no dejó indiferente a ningún espectador. Impecable estética gracias a la fotografía del propio Sean Meehan y la dirección de arte Amy Brewster que consiguen trasladarnos al mismo bosque donde están listos para torturar al protagonista. Una pequeña pieza en metraje pero que esconde el mejor cine del formato grande.

Made in Spain

Made in Spain

Hace ya más de una década, Coke Riobóo ganó el Premio al Mejor Cortometraje en el último Festival de Cine Inédito que se celebró en Islantilla allá por 2007 con “El viaje de Said”. Ahora muchos después regresa al Festival de Cine bajo la Luna para volver a hacer uso de su talento con la Stop Motion y la plastilina. Un retrato surrealista en miniatura, pero de dimensiones épicas, que se desarrolla en una soleada playa española. ¿Podríamos decir que España es así? Sin ninguna duda. Puro divertimento del director canario. Cada miniatura retratada es un fiel reflejo de lo que somos y en lo que podemos llegar a convertirnos. Un fin de fiesta ideal para cerrar la noche del martes.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.