Sara Cáceres y familia cantan la Salve en la Hermandad del Rocío de Isla Cristina

sara caceres 1Como todos los fines de semana, una vez más las puertas de la Casa Hermandad del Rocío de Isla Cristina abrieron sus puertas para a las doce de la noche, cantar la Salve al Simpecado. Y, como siempre, un gran número de personas se congregaron al toque de la campana para dar comienzo esa oración cantada tan hermosa que Sara Cáceres y Familia le dedicaron a la Virgen del Rocío y que no era otra que la Salve oficial de la Hermandad isleña, obra del rociero José Antonio Monclova Rodríguez. Y los sentimientos, una vez más, de todos los presentes a flor de piel por el respetuoso silencio de todos al escuchar ese canto que inunda la Plazoleta.

Sara Cáceres, acompañada por sus hijos Aimar e Iván Barberi, a la guitarra, y por Juan Luís Camacho, también a la guitarra y al Cajón Rafael Teba, continuaron con el canto de un gran número de sevillanas que iban cantando cada uno de ellos en las que se reflejaban los sentimientos que inundan a los rocieros cuando están delante de Ella, cuando se convive en los caminos, cuando se llega a nuestro, y todos, a pesar de sus nervios, demostraron con cada sevillana que interpretaron el profundo amor que sienten por la Madre de los rocieros. Y ya, el colofón, lo puso la propia Sara al interpretar unas sevillanas dedicadas a las dos advocaciones que guían su vida: Bella y Rocío.

En definitiva, una noche más en la que con la «excusa» de cantar la Salve se convivió, se rezó y se vivió un «ratito de rocío».

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.