Pescados y moluscos intervenido por la Guardia Civil en la Antilla

inmadurosEn total se han intervenido 551 kg de merluza inmadura, 18 kg de chanquetes, 465 kg de coquinas, 180 de chirlas y 19 de almeja fina. Se ha levantado acta de infracción a las personas que lo transportaban, así como a los propietarios de negocios que los ponen en venta tras la inspección de diversos locales en la Antilla.

La Guardia Civil ha intervenido una gran cantidad de pescado inmaduro, así como de moluscos bivalvos vivos y ha propuesto para sanción a las personas que lo transportaban o ponían a la venta por diversas infracciones a la normativa de pesca marítima.

Los diferentes Dispositivos se han llevado a cabo por efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), dentro de los servicios que se realizan para la Lucha Contra el Comercio y Venta Ilegal de Pescado Inmaduro. En concreto se han inspeccionado vehículos para verificar la carga de los mismos en la autovía A-49 (Sevilla-Portugal) y a varios establecimientos en la localidad de la Antilla (Lepe) como chiringuitos y pescaderías.

Se han intervenido un total de 551 kg de merluza inmadura, 18 kg de chanquetes (cuya pesca está totalmente prohibida ya que a los peces no se les permite crecer y llegar a reproducirse lo que podrían llegar a ser miles de pescados adultos), 465 kg. de coquinas, 180 kg. de chirlas y 19 kg. de almeja fina de talla no reglamentaria.

Estas personas además de no cumplir con los requisitos de talla reglamentaria tanto para el pescado como para los moluscos, en algunos casos realizaban el transporte sin ningún tipo de refrigeración que garantice la cadena de frío que este tipo de producto precisa para su conservación, ya que se trataba de turismos no isotermo, los envases carecían de etiquetas identificativas y de documentos de trazabilidad que garantizan el origen de la mercancía, confeccionándose las correspondientes actas de infracción a las personas que lo transportaban y procediendo a dar aviso a la Inspección Pesquera que intervino la mercancia quedando a disposición del Delegado Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de Huelva.

Además en la localidad de La Antilla-Lepe, los agentes tras la inspección de varios locales, de restauración y venta de pescado, hallaron en dos chiringuitos y en una pescadería 4 kg de coquinas y 11 kg de merluza de talla inferior a la autorizada en el Golfo de Cádiz, procediéndose a su aprehensión y a levantar las correspondientes actas de infracción a los propietarios.

El pescado intervenido, una vez que se le realizan los controles sanitarios que garantizan su consumo, son donados a organizaciones benéficas o comedores sociales y los moluscos bivalvos vivos han sido devueltos a la mar.

La pesca y el consumo de pescado de talla inferior a la reglamentaria afecta gravemente al sostenimiento de los caladeros y al futuro del sector pesquero.

Además se deben respetar las temporadas de veda biológica para que los moluscos puedan reproducirse.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.