Pepa Sosa ha sido la encargada de pregonar a la Hermandad del Rocío de Isla Cristina

PEPA SOSA OFRECIÓ UN PREGÓN ROCIERO QUE EMOCIONÓ A LOS ASISTENTES QUE LLENARON LA IGLESIA

En la parroquia, además de familiares y hermanos mayores de otras hermandades de Gloria, también estuvo el ayuntamiento representado por varios concejales de la Corporación Municipal, encabezados por el Teniente de Alcalde Agustín Ponce

En Isla Cristina a 12 de Mayo de 2019.- En la noche del sábado, la parroquia de Ntra. Sra. De Los Dolores, en la Gran Vía isleña, acogió la vigésimo octava edición del Pregón Rociero que organiza la Hermandad, como preludio de los diferentes actos litúrgicos que se irán sucediendo hasta el que 3 de Junio los devotos rocieros de Isla Cristina inicien el Camino 2019 hacia El Rocío.

La pregonera, Pepa Sosa, responsable del Área de Comunicación y Protocolo de la propia hermandad rociera, fue la designada por la Junta de Gobierno que preside Pedro Álvarez, para ensalzar la imagen de la Virgen y no defraudó por su gran conocimiento y devoción sobre la Virgen del Rocío, el Camino, vivencias y larga experiencia que le han servido para hilar una locución llena de emociones, recuerdos y, como no podía ser de otra forma, reivindicativo sobre la simbiosis entre religión y devoción hacia la Virgen del Rocío y la pareja diversión en la aldea almonteña.

Sosa fue presentada por su hermana Marixu Sosa, quien, como buena conocedora de las virtudes de su hermana, ofreció una introducción pormenorizada sobre la devoción sin fisuras que Pepa Sosa le confiere a la Virgen del Rocío, “desde pequeña”.

A Marixu le precedió otra gran conocedora e íntima amiga de Pepa Sosa, Isabelita Perera, la pregonera tres ediciones anteriores, quien también tuvo palabras de apoyo y cariño hacia Sosa que, mientras, se encontraba muy nerviosa en la primera bancada del templo junto a sus compañeros de Junta.

Justo antes de que la pregonera iniciara su caminar literario dirigido a los devotos asistentes, se produjo un momento íntimo y familiar cuando su hermano, el párroco isleño Jose Sosa, se dirigieron al Simpecado que presidía el altar mayor para dedicarles unas palabras a la Virgen.

Luego, Pepa, a solas con la Virgen, comenzó su “caminar” por las palabras rocieras de su pregón, estudiado desde hace meses e hilvanado con el mayor de los cariños y atenciones hacia la única protagonista, la Virgen del Rocío. Hubo momentos de emoción contenida, recuerdos para familiares difuntos, para amigos de camino, de reivindicaciones sobre la Fe y multitud de vivencias desde la niñez, adolescencia, juventud y madurez de una devota sin fisuras.

A su izquierda, en el altar, su prima Teresa Sosa, quien interpretó varias plegarias acompañada a la guitarra por Nacho Vinagre y al cajón rociero de Juan Redondo “Ronky” que le confirieron al texto momentos de asueto pero con una gran carga religiosa.

Concluido el pregón, era casi un imposible poder acercarse a Pepa Sosa por las innumerables muestras de cariño y felicitaciones de todos los asistentes. Ella, al pie del altar, fue recibiendo a cada uno de ellos que formaron una cola en el pasillo central del templo y hasta que no saludó al último, atendió a los medios de comunicación presentes y se hizo multitud de fotos, no salió de la iglesia con la sensación de haber cumplido uno de sus sueños que le llegó por sorpresa y que la ha llenado de satisfacciones.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.