Multitudinario concierto del isleño Manuel Carrasco en Sevilla

manuel carrasco sevillaEl cantante onubense Manuel Carrasco experimentó ayer en el Estadio Olímpico de La Cartuja la más embriagadora experiencia de comunión con sus fans de su carrera. Una cifra récord (45.000 almas se congregaron en torno al escenario del recinto sevillano) que da cuenta de la pasión con que los seguidores del artista responden a su convocatoria. Armados de paciencia y energía infinitas, algunos fans llevaban varios días guardando cola para tener lo más cerca posible a su ídolo sobre el escenario.

La apertura de puertas más temprano de lo habitual (a las 19.00 horas) permitió una entrada más escalonada al recinto, aunque, combinada con el asfixiante calor, la espera también hizo sus estragos, con algunos desvanecimientos.

Eso no impidió que, pasadas las 22.30 horas, la aparición de Carrasco sobre el escenario desatase la locura en el abarrotado recinto. A partir de ese momento, la inmensurable entrega del cantante le llevó a brindar dos horas de su amplio repertorio en una de sus actuaciones más brillantes, enérgicas y emotivas hasta la fecha.

El hecho de que este concierto fuese a servir de base para la elaboración de un DVD / Blue Ray sobre la gira de ‘Bailar el Viento’ levantó una gran expectación entre el público, que se esperaba la presencia de ilustres invitados. Y la organización no decepcionó. Vanesa Martín y Miguel Poveda no dudaron en aceptar la invitación del artista y desataron pasiones en sus breves momentos sobre el escenario sevillano.

Especialmente emotivo resultó el momento de la interpretación, por parte del artista, del tema ‘No dejes de soñar’, de su anterior trabajo, durante el que animó a todo el público a encender los flashes de sus móviles, creando un improvisado cielo estrellado que se levantaba desde el suelo y en el que los miles de focos luminosos oscilaban al ritmo de la música. Casi al final del recital, Carrasco se plantó en una extensión del escenario, en contacto directo con sus seguidores, con un piano con el que acompañó la interpretación de algunos de sus temas más conocidos a modo de ‘popurrí’.

Carrasco se dirigió en varias ocasiones agradecido al público asistente, abrumado por momentos y visiblemente emocionado por la espectacular respuesta en el que posiblemente es el más multitudinario de sus conciertos hasta la fecha. Insistió en la certeza de que la gente normal, como él, puede llegar a cumplir sus sueños, con tesón y dedicación, y que él estaba viviendo ese momento, allí en Sevilla.

Cuando ya el público parecía exhausto tras dos horas coreando, bailando y haciendo palmas con el de Isla Cristina, la versión ‘sevillana’ de uno de sus más conocidos temas, haciendo referencia a Triana, la Madrugá sevillana o la Virgen de la Macarena, volvió a levantar por última vez los ánimos de los fans, que le brindaron una última y sentida ovación antes de la obligada despedida, la cual Carrasco se encargó de dejar claro que sería solo un hasta pronto.

Juanlu Reyes.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.