La Policía Local de Isla Cristina detiene a un hombre cuatro veces este mes por cometer varios robos

La Policía Local de Isla Cristina detuvo en la madrugada del pasado miércoles a un individuo que responde a las iniciales de A.F.C. al que pilló in fraganti mientras procedía a robar en un establecimiento comercial de la calle España. Se da la circunstancia de que esta misma persona ya ha sido detenida en otras tres ocasiones solo en lo que llevamos del mes de enero. Según fuentes policiales la detención se ha producido gracias a la «inestimable colaboración» de un vecino que avisó telefónicamente a la Policía Local isleña tras oír ruidos en un comercio de la citada calle.

Según las mismas fuentes los agentes de la Policía Local de Isla Cristina llegaron a tiempo para detener a una persona que presuntamente estaba intentando robar en dicho establecimiento comercial.

No obstante, a su llegada al lugar, los agentes «no oyeron ruido alguno, por lo que decidieron trepar por una fachada de la parte trasera del edificio para acceder a las inmediaciones del comercio por las azoteas, a la vez que otros policías aguardaron en silencio en la calle». «Pasado un buen rato» los agentes pudieron observar cómo una persona intentó huir escondiéndose de azotea e azotea, lo cual no logró finalmente ya que «los policías locales, ya en colaboración con la Guardia Civil, rodearon todas las posibles vías de escape y, cuando el presunto ladrón saltó desde una de las azoteas hasta la calle Baja para emprender la huida corriendo, fue interceptado en la calle Jesús del Gran Poder».

El detenido fue posteriormente trasladado a los calabozos, comprobándose que se trata de un varón que responde a las iniciales de A.F.C. y que ha sido ya «detenido por la Policía Local de Isla Cristina hasta en tres ocasiones en lo que va del mes de enero, así como en otras muchas anteriores, siempre por delitos contra el patrimonio».

Por otra parte, días anteriores también agentes de la Policía Local isleña se vieron obligados a acceder a una vivienda de la ciudad costera a través de las azoteas de los vecinos ya que «una persona no respondía a las llamadas, temiéndose por su vida ya que padecía de ataques epilépticos». Según las fuentes policiales consultadas, una vez en el interior de la vivienda tras descolgarse los agentes por un muro de unos tres metros de altura, éstos pudieron comprobar que «efectivamente una persona mayor se encontraba tirada en el suelo vomitando», la cual fue asistida directamente por ellos hasta la llegada de los servicios sanitarios.

F: huelvainformacion

Jordi Landero

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.