La Junta lamenta que el Ayuntamiento de Lepe no cumpla con su compromiso de urbanizar el entorno del Chare

La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales critica la «falta de interés» del consistorio lepero con respecto al Hospital de Alta Resolución de Especialidades de la Costa occidental de Huelva y recuerda el ex alcalde Manuel Andrés González se comprometió a “asumir los gastos de urbanización con suministro de agua potable y energía eléctrica, con caudal y potencia suficientes, así como con evacuación de aguas residuales para el correcto funcionamiento del hospital de alta resolución”.

«La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales lamenta las declaraciones realizadas por el alcalde de Lepe, Juan Manuel González (PP), en las que reconoce abiertamente que el Ayuntamiento de la localidad no va a asumir las obras de urbanización del espacio donde se ubica el Hospital de Alta Resolución de Especialidades de la Costa occidental de Huelva, actualmente en fase final de construcción.

La Junta recuerda al regidor lepero que su antecesor en el cargo, Manuel Andrés González, en la actualidad presidente provincial del PP, firmó un convenio el 28 de octubre de 2005 con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) a través del cual, según reza literalmente en el cuarto punto del mismo, el consistorio se comprometía a “asumir los gastos de urbanización con suministro de agua potable y energía eléctrica, con caudal y potencia suficientes, así como con evacuación de aguas residuales para el correcto funcionamiento del hospital de alta resolución”. Y, según el artículo 148 de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), la urbanización de una parcela también comprende la habilitación del acceso rodado a la misma por vía urbana pavimentada.

Resulta sorprendente que con la finalidad de justificar ante sus vecinos y los de la comarca el incumplimiento de su obligación y que no vaya a hacer frente a los compromisos adquiridos, el primer edil aluda a que recaería en una supuesta prevaricación, cuando en ambos casos se trata de actuaciones urbanísticas que se encuentran perfectamente definidas dentro de las competencias de una corporación local.

También es falso, tal y como sostiene González, que su ayuntamiento no tenga competencias en sanidad. Todas las corporaciones municipales tienen obligaciones en materia de protección y vigilancia de la salud pública de sus vecinos, entre otras principales cuestiones dentro de este ámbito.

Por otra parte, el alcalde incide igualmente en la falta de liquidez actual frente a la favorable situación económica que existía cuando se suscribió el convenio. Sin embargo, en este periodo ha contado con financiación suficiente y ha preferido priorizar otras actuaciones, como los más de 4 millones de euros que recibió del Estado ya en plena crisis y que destinó a la construcción de un estadio de fútbol, en lugar de acometer la urbanización del hospital de alta resolución.

Todo esto no hace más que confirmar por enésima vez la falta de interés del Ayuntamiento de Lepe con la puesta en marcha de este centro hospitalario desde el ámbito público, siendo el único consistorio de Andalucía donde se ubican centros de este tipo que no sólo no se ha ocupado de los accesos y la urbanización, sino que en su momento ni siquiera cedió los terrenos necesarios, de titularidad autonómica.

A diferencia de este posicionamiento, y a pesar de las di-ficultades económicas comunes para todas las administraciones, la Junta de Andalucía está asumiendo su papel y en los últimos meses ha retomado las obras de construcción de esta infraestructura que, además de al municipio de Lepe, beneficiará a una población de alrededor de 82.000 vecinos perteneciente también a las localidades de Ayamonte, Cartaya, Isla Cristina, Sanlúcar de Guadiana, San Silvestre de Guzmán y Villablanca.

La inversión de la Junta para la última fase de edificación del hospital de alta resolución asciende a 4,1 millones de euros, estando prevista que concluya antes de final de año. Se puede dar, por tanto, la paradoja de que las instalaciones estén terminadas en una superficie sin urbanizar y a la que los usuarios no puedan acceder.

La falta de colaboración del Ayuntamiento lepero sólo obs-taculiza un proyecto de enorme envergadura enfocado a mejorar la calidad de la asistencia a la población residente en esta zona de la Costa de Huelva».

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.