La casa «El Tinteno» Canta la Salve en la Hermandad del Rocío de Isla Cristina

Un viernes más, como el pasado nueve de agosto, las puertas de la Casa Hermandad del Rocío de Isla Cristina abrieron sus puertas y, en ese marco incomparable de la Plazoleta San Francisco, se reunió un gran número de personas para pasar ese «ratito de Rocío» alrededor del Simpecado.

Y así, a las doce de la noche, tras el toque de campana, ese grupo de jóvenes que conforman la «Casa El Tintineo», acompañados de sus hijos e hijas, comenzaron a cantar la Salve de la Hermandad de Huelva, ante el silencio de toda la Plaza que, como siempre, mostró ese silencio tan respetuoso ante la oración cantada que se vió roto, al final, por una fuerte ovación.

Pero si ese momento fue maravilloso, ya fue la apoteosis cuando tras las sevillanas enlazaron, los más pequeños de la Casa, con una parte del Himno de la Coronación de la Virgen y a la que se unieron las voces de todos los presentes y las palmas. Un final de ratito impresionante y lleno de entusiasmo mariano, elevando a lo más alto ese «Rocío, Señora…» y terminado con esas voces angelicales para dejar reflejo de que… «Todo ocurrió una mañana»

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.