Francisco José Sequera cantó la salve de la Hermandad del Rocío de Isla Cristina

sequera sequera-1 sequera-2

Como ya estaba anunciado, el pasado viernes 09 de Septiembre y, como siempre, tras el toque de campana, unas abarrotadas puertas de la Casa Hermandad del Rocío de Isla Cristina, así como la Plazoleta San Francisco que la rodea, guardó silencio cuando se escucharon los primeros toques de guitarra y arrancó con ellos la voz inconfundible de Francisco José Sequera Barrera, acompañado por el Grupo «Kalandraque», por sus amigos Abel Gómez, Diego de la Cruz, Tomás Requena con la guitarra y Jeray Sosa con la percusión, y entonaron la Salve de la Hermandad isleña.

Esa hermosa Salve que José Antonio Monclova creó y que cada día cala más en el sentimiento de los rocieros isleños. Y es que lo hicieron con tanto amor, con tanta devoción, sin dejar un sólo segundo de mirar embelesados al Bendito Simpecado, que consiguieron que… esa «magia» que ronda siempre los ratitos de rocío se contagiara… ¡de tal manera!, que fueron muchos los que, muy bajito, siguieron el canto de la Salve con ellos y que los ojos brillantes fueran los que terminaran floreciendo.

Porque si nombramos a Francisco José Sequera estamos hablando de una persona que ama profundamente al Pastorcito Divino y a la Virgen del Rocío.

Y si decimos Kalandraque estamos hablando de lo mismo. Así que…, juntos, los amigos acompañándose unos a otros, como ya lo hicieran al principio de la temporada de Salves aunque al contrario, con la Salve y con las sevillanas tan hermosas que fueron interpretando, primero por separado y después todos juntos, hicieron pasar ese «ratito de Rocío» tan hermoso y en el que, repetimos, la magia que provoca esa oración cantada navegó durante todo ese tiempo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.