Emoción con la Casa «La Picarona» en la Salve de la Hermandad del Rocío de Isla Cristina

casa la picarona 1 casa la picarona 2 casa la picarona

Una vez más, nos quedamos casi sin palabras para poder manifestar la cantidad de sentimientos encontrados que la noche del pasado 22 de Julio se vivieron a las puertas de la Casa Hermandad del Rocío de Isla Cristina.

Y es que cuando llega el momento de hacer la oración cantada a la Virgen del Rocío, nos quedamos a la luz de las velas y el toque de campana anuncia ese momento, de nuevo el silencio inunda toda la plazoleta de San Francisco y sólo se escuchan los primeros acordes de guitarra… Y es entonces cuando La Casa «La Picarona» entona esa Salve tan hermosa que tiene la Hermandad de Isla Cristina y que con tanto amor y maestría creó para ella José Antonio Monclova. Y ya comienza la emoción, las lágrimas de alegría al vernos ante Ella, la de que se encuentren los amigos con esa brisa de la mar que lleva a nuestro Simpecado hasta la Virgen del Rocío… ¡Muchos! ¡Muchísimos sentimientos y hermosos pensamientos los que se tienen cuando se está junto a la Casa «La Picarona» y cantan, no sólo la Salve, sino ese conjunto de sevillanas dedicadas a su Simpecado, a la Hermandad, a cómo caminamos hasta llegar al glorioso Pentecostés.

Siempre con La Casa «La Picarona» la emoción y la magia inunda cada corazón que hasta las puertas de la Hermandad se acercan para vivir ese «ratito de Rocío» que consiguen contagiar como si… ¡otra vez estuviéramos a la entrada de la Aldea de El Rocío, casi a punto de terminar ese Camino, a las puertas de su casa y los abrazos, los besos y la alegría de haber llegado estuvieran ocurriendo en ese preciso momento!. Así es la Casa «La Picarona» porque, sin duda, son capaces de maniefestar y, sobre todo contagiar, de algo tan hermoso como es la amistad y el encuentro con la Madre de todos los rocieros.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.