El Soniquete emociona con la Salve en Isla Cristina

Después del parón del canto de la Salve por las fiestas del Carmen, las puertas de la Casa Hermandad del Rocío de Isla Cristina se abrieron, de par en par, para recibir con los brazos abiertos, a los hermanos y hermanas, y a todos los que desean pasar un «ratito de Rocío» al lado del Simpecado.

Por ello, tras el toque de campana, con las puertas de la Casa Hermandad y la Plazoleta de San Francisco llena de personas que, como siempre, guardaron un respetuoso silencio, comenzaron los primeros acordes de la guitarra de José Antonio Monclova dando entrada al canto de la Salve de la Hermandad.

Una Salve que «El Soniquete» cantó con una dulzura inusual, haciendo que la emoción embargara a todos los que tuvimos el privilegio de escucharles y verles y que hicieron, al final, que un fortísimo y cariñosísimo aplauso saliera de los hermanos, roto por los vivas emocionados del Hermano Mayor a la Reina de las Marismas y su Santísimo Hijo.

Y fue Manuel Amador, «Lolo», quien en nombre de la Peña recibió el Rostrillo de la Virgen que la Hermandad les regalaba y que les entregó el Hermano Mayor, Emilio Jesús López Maestre. Y después, como siempre, cuatro sevillanas; dos individuales y las otras cantadas por todo el grupo, al toque de soniquete y palmas.

Una noche llena de sentimientos encontrados que confluyeron, como siempre, ante el Simpecado haciendo que la «Oración cantada» fuera de verdadero recogimiento y sentimiento.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.