El presidente de la lonja de Isla Cristina, Mariano García, lamenta el mal tiempo para faenar

El sector pesquero de cerco del Golfo de Cádiz ha apreciado esta semana que el caladero del Golfo de Cádiz se ha regenerado de especies como la sardina o el boquerón tras dos meses de veda, aunque ha lamentado que el mal tiempo ha impedido al sector faenar con normalidad en su vuelta a la actividad.

El presidente de la lonja de Isla Cristina, Mariano García, ha dicho a Efe que en esta semana “ha habido un día bueno de pesca, pero otros sin nada, porque el viento no ha dejado trabajar”, aunque ha precisado que los barcos han notado que se ha regenerado el caladero.

Así, confía en poder rentabilizar el trabajo de los pescadores en cuando se den las condiciones para ello, con la preocupación de que para la noche del domingo vuelve a anunciarse un temporal de viento, que de nuevo puede provocar que la flota no pueda trabajar con normalidad.

La vuelta a la actividad la han realizado unos ochenta barcos de cerco que faenan en aguas del Golfo de Cádiz, con base en puertos de Huelva y Cádiz, tras una parada de sesenta días de duración para dar descanso al caladero y propiciar la regeneración de especies como la sardina o el boquerón.

La veda obedece al acuerdo alcanzando entre el sector y el Gobierno central, y, como ha ocurrido en años anteriores, se ha llevado a cabo sin contar con subvención alguna, por lo que unos mil marineros se han ido al desempleo durante dos meses.

Las embarcaciones que se dedican a esta modalidad en el Golfo de Cádiz están localizadas en los puertos onubenses de Punta Umbría e Isla Cristina y en los gaditanos de Barbate y Sanlúcar de Barrameda, y sus capturas principales son la sardina y el boquerón.

F: europasur.es (EFE)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.