Continúan las ponencias del ciclo «Los Martes Culturales» de Isla Cristina

‘LOS MARTES CULTURALES’ CONTINÚA CON UNA PONENCIA DEL SACERDOTE Y FILÓSOFO EMILIO LÓPEZ BOTELLO

El Patio de San Francisco abría anoche sus puertas a otra ponencia del ciclo ‘Los Martes Culturales’ que, desde la Delegación Municipal de Cultura, dirigida por Julio Suárez, se ofrecen cada verano al objeto de acercar la historia isleña a la ciudadanía local y a los muchos visitantes que pasan las vacaciones en la ciudad.

Así, bajo el epígrafe «Del caño de Sancti Petri al Mar de Galilea: un chapuzón bíblico», el sacerdote y filósofo Emilio López Botello, exponía sus impresiones ante un nutrido y numeroso público que volvía a darse cita en este bello edificio atraído por el tema de la noche.

Abría la jornada el Teniente de Alcalde y delegado de Cultura, Julio Suárez, agradeciendo al numerosos público que llenaba la sala su presencia, ya que, como decía, «esto demuestra que Isla Cristina ama la cultura y una vez más hemos conseguido volver a congregarles en este ciclo que se torna muy interesante» a lo que sumaba el agradecimiento del ayuntamiento al sacerdote Emilio López Botello «por haber aceptado nuestra invitación participando en este ciclo de conferencias.»

El edil mostraba también su satisfacción «por poder compartir mesa tanto con Emilio como con el profesor Jesús Llanes, que presentará y glosará la figura del ponente» haciendo también referencia al tema de la noche, un tema, como abundaba el Teniente de Alcalde, «relacionado con la religión» añadiendo que «la religión, al margen de que se sea o no creyente, es una parte muy importante de nuestra cultura, en todas las partes del mundo, en Oriente y en Occidente; es una parte fundamental del ser humano y como tal, desde ese ámbito cultural tenemos que respetarla, tratarla y considerarla» por lo que como dijo «creo que el tema que hoy nos trae Emilio va a ser seguro muy interesante.»

Fue una ponencia para la reflexión, con fuerte contenido espiritual y bíblico en la que López Botello explicaba el resultado de cincuenta años de experiencia sacerdotal, de los cuales han sido treinta y cinco dedicados a la enseñanza, sustentada además por una amplia formación universitaria que avalaba, como señalaba «todo lo que voy a exponer esta noche.» Fue una ponencia cargada de símiles en la que el sacerdote entró en el mundo religioso actual «un mundo religioso variadísimo» como dijo, «a nivel de todo el mundo cristiano y católico, que, por supone una riqueza, pero también cierra puertas y fronteras, lo cual hace que perdamos referencia de lo que le da la vida a ese universo u hecho religioso».

Así, buceando en los textos religiosos, el sacerdote analizó cuál es el alma y el centro de todo ese mundo religioso, a través de la muerte y la resurrección de Cristo, dotando a este último aspecto, el del Misterio Pascual de la Resurrección, una especial importancia.

Finalizada la ponencia, el edil de Cultura cerraba el acto haciéndole entrega al ponente del emblema de las jornadas, una cerámica realizada por Victoria Alonso, monitora de los Talleres de Artes Plásticas ‘Daniel Vázquez Díaz’ y felicitaba al conferenciante por «esta excelente charla que nos ha ofrecido en la que ha hecho una reflexión muy profunda que, seguro, que no ha dejado a nadie indiferente, algo que, en definitiva, perseguimos con cada una de la charlas que hemos programado en los Martes Culturales y hoy se ha cumplido con creces.»

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.