Comunicado del Ayuntamiento de Isla Cristina «Centro Salud»

Isla Cristina, 28 de marzo de 2020.- El Ayuntamiento de Isla Cristina quiere hace un llamamiento a la ciudadanía ante el estado de alarma e inquietud que provoca entre los usuarios del Centro de Salud de la localidad la actuación de los facultativos ante determinados pacientes.

Hay que insistir en que el Centro de Salud y el equipo de profesionales que desempeñan allí sus funciones cumplen rigurosamente con el protocolo de actuación ordenado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

El personal médico, enfermeros y el personal que trata de forma directa con los usuarios, ha de llevar el equipo adecuado, es decir, los conocidos como EPI’S (Equipo de protección personal) ya que el protocolo de Sanidad indica que cualquier paciente que, en estos momentos, presente problemas de asfixia, ha de ser aislada y atendida de forma individual bajo estrictas normas de seguridad y protección por parte del personal que la inspeccione. Esto no quiere decir que el paciente sea una persona afectada por Coronavirus, sino que puede ser un paciente asmático que acude asiduamente al centro, y se le atiende allí o, en determinadas ocasiones, debe ser derivado al hospital.

Cualquier traslado de estas características ha de hacerse con todo los equipos de protección, hecho que desde el Ayuntamiento se quiere poner en conocimiento de la ciudadanía para que esta forma de actuación por parte del personal médico no cree alarma ni miedo entre las personas que se encuentren en el Centro de Salud, en el momento del triaje que se le hace al paciente y hace hincapié en el hecho de que en Isla Cristina, el 99.9% de los casos no están afectados por coronavirus, sino que son pacientes asmáticos o con otros problemas pulmonares.

Es por ello, que, desde el Ayuntamiento se insiste en que “esta es la forma de actuación que y el protocolo de seguridad que debe seguirse ” y se pide “cordura y sentido común” para que no se creen estados de miedo “ni se hagan conjeturas y se levanten falsos testimonios o rumores que lo único que vienen es a perjudicar a opinión pública en estos momentos tan delicados” recordando además que la grabación de de estas escenas y su difusión en las redes sociales “pueden ser un hecho constitutivo de delito.”

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.