Comunicado Andalucista sobre el Pleno de Septiembre

comunicado-andalucistaLOS ANDALUCISTAS PIDEN A LA ALCALDESA QUE ACLARE LA POSIBLE INCOMPATIBILIDAD DE ALGUNOS MIEMBROS DE SU EQUIPO DE GOBIERNO

Además pidieron el reconocimiento al director de la Banda de Música, Francisco de la Poza, tras su reciente dimisión.

En el mismo pleno, y a preguntas de Zamudio, se descubre que la Mesa del Turismo se suspendió porque en la misma, el sector turístico isleño, iba a volcar sus quejas contra la mala gestión de algunos servicios como el de limpieza, la falta de luz en calles, falta de seguridad y otros aspectos

También, y a raíz de la denuncia de los vecinos de Urbasur sobre la instalación de un chiringuito en la playa, Zamudio exigió que «se aclare las actuaciones municipales para la concesión de dicho establecimiento».

El ayuntamiento de Isla Cristina ha celebrado el pleno de septiembre, primero del nuevo curso político y lo ha hecho como termino el anterior, justo antes del verano, con el grupo socialista abandonando la sala de plenos porque la alcaldesa no cumplió con el reglamento de intervenciones y le negó el “derecho a réplica” a una de sus concejalas, por lo que decidieron abandonar la sala en protesta por lo sucedido. El problema viene cuando al Equipo de Gobierno (PIF-PP-CxI) no les importa que la democracia se resienta, por la falta de debate, y no toman nota de sus errores, por lo que se volverán a repetir.

Entrados en materia, la primera de las cuestiones a destacar fue la propuesta andalucista, transformada luego en Declaración Institucional, sobre el “Reconocimiento a D. Francisco de la Poza Curiel, por su dilatada labor en pro de la música y como Director de la Banda de Música Isleña”, de la cual dimitió recientemente durante una de sus últimas actuaciones públicas.

Otro de los reconocimientos llegó en forma de “Hija Predilecta” hacia María de los Ángeles Infante, hija del Padre de la Patria Andaluza, nacida en 1930 Isla Cristina, durante la estancia de Blas Infante en la localidad como notario. Según el portavoz andalucista en el ayuntamiento isleño, Paco Zamudio, quien la conoce personalmente desde hace décadas por su vinculación con la formación política que inició su padre, “la decisión de nombrarla Hija Predilecta es muy acertada porque se dará a conocer a muchos que aún no saben quien es y el papel importante que ha jugado en la promoción del legado de Blas Infante”.

Luego llegaron una retahíla de mociones, casi todas provenientes de la bancada de Ciudadanos por Isla, de peticiones y subvenciones a diferentes organismos oficiales, como Junta de Andalucía y Diputación. Algunas referentes a Medio Ambiente que, como apuntó Zamudio, “son un calco de otras presentadas el año pasado y que no aportan nada nuevo, es más para cubrir el expediente de que se está trabajando, pero en la práctica nos llevan a poco”. Zamudio fue más allá al decir a la ponente, la ex socialista y ahora independiente, Montserrat Márquez, “muchas de las presentadas por usted duermen en el cajón del olvido, por desgracia, y usted lo sabe, muchas de sus propuestas no llegarán a nada, no confunda a la población dando a entender que estas cosas ya están conseguidas”.

Y llegó el momento de una de las mociones que despertó más expectación, tanto entre los propios concejales, como entre un numeroso público que abarrotó la sala de plenos. Es la moción andalucista sobre “la compatibilidad de concejales del Equipo de Gobierno” con nómina municipal “por dedicación exclusiva”. No solo los concejales de la oposición están sujetos a esta norma, también los que gobiernan, y por ello Zamudio dijo que “la ley exige a todos los cargos públicos y funcionarios municipales, con dedicación parcial o exclusiva a cargo del ayuntamiento, que en caso de ejercer otra actividad económica al margen de la pública, deben de pedir la compatibilidad al pleno”. Y es que, al parecer, algunos de los concejales del Equipo de Gobierno podrían estar ejerciendo otras actividades económicas paralelamente a sus funciones como concejales, “por lo que estarían obligados a comunicarlo, para que la Secretaria Mayor del ayuntamiento informe al respecto sobre su legalidad y el pleno lo ratifique”. La moción salió adelante con el voto de todos los presentes, por lo que, a partir de ahora, los andalucistas anuncian que harán un seguimiento “exhaustivo y muy de cerca” para que “lo que el pleno ha aprobado se cumpla y se conozcan si algunos concejales tienen otros ingresos económicos, al margen de la vida pública”.

Seguidamente se trató otra moción andalucista, referente al “deterioro que ha sufrido el Parque Central durante el verano, debido a los diferentes actos y festivales que han arrasado el césped y luego no se ha recuperado”, hecho reconocido por el Equipo de Gobierno, argumentando que “se nos rompió una bomba de agua y no hemos podido regar suficientemente pero ya está arreglada”. De todas formas, los andalucistas exigieron a los concejales involucrados en esta materia que “estuvieran más pendientes de las zonas verdes de nuestro pueblo porque, en muchas ocasiones, se pone en evidencia la falta de personal lo que se traduce en el poco cuidado de nuestros jardines”.

Zamudio también recordó el mal estado de otras zonas de la localidad, «como el seto de la Ronda Norte, que parte del mismo es ya irrecuperable, al estar completamente seco; los macetones y ajardinamientos centrales de la Gran Vía, los naranjos recién plantados de la Avenida Emiliano Cabot; y una larga lista». Hay que recordar que la plantilla de jardineros municipales, antes del ERE impuesto por el Equipo de Gobierno, era de doce empleados y ahora es tan solo de seis.

Ya en el apartado de Ruegos y Preguntas, Zamudio lanzó tres ruegos y tres preguntas. En ruegos, el andalucista comenzó pidiendo que «se nos informe por escrito sobre las diferentes concesiones realizadas durante este verano y el proceso que se ha llevado a cabo para otorgarlas”.

El segundo de los ruegos versó sobre “la petición a la alcaldesa que sus respuestas fueran más claras y concisas y no se fuera por las ramas”. Esto vino a colación del ruego realizado minutos antes por una concejala socialista respecto a la falta de productos de limpieza en los colegios de primaria “con el riesgo que esto conlleva para los escolares”, respondiendo la alcaldesa que “esto no es nuevo y ya viene de antiguo”, escurriendo sus responsabilidades como primera edil «porque es la que tiene que buscar los recursos necesarios para que este apartado, el de la higiene de los niños y niñas isleños, no quede descuidada». Zamudio le argumentó a Antonia Grao “usted decía en la anterior legislatura que si no teníamos dinero que desliberáramos a alguno de los concejales, yo no se lo voy a decir, pero la búsqueda de soluciones ahora es suya, no escurra el bulto”.

Y el tercero de los ruegos fue dirigido al Primer Teniente de Alcalde, el popular Francisco González, el cual, a la vista de su desmesurada reacción verbal y corporal, todos los presentes entendieron que no le gustó la pregunta del andalucista. Ésta venía dada por un mensaje de audio grabado por él mismo en un grupo de whatsapp en el que anunciaba que el ayuntamiento se desligaba de la organización de un partido de fútbol benéfico a celebrarse en octubre.

Al ser preguntado por Zamudio, González, evidentemente alterado y sorprendido por la “filtración” de ese audio, no contestaba y, titubeante y poco claro en sus explicaciones, tardó en centrarse para finalmente confirmar lo que Zamudio le había preguntado y no es otra cuestión que su delegación, coorganizadora del evento deportivo, junto a un periodista sevillano, se retiraba por, y citamos literalmente, “no ver claro este asunto”, después de haber involucrado al ayuntamiento y varias delegaciones, como Deportes, en la organización del partido, haber vendido entradas y realizada la “venta política” correspondiente a través de la obligada rueda de prensa.

Por último, y por escrito, los andalucistas formularon tres preguntas. La primera relativa a los Presupuestos Municipales y del “cuándo se van a presentar”, siendo contestada con la manida respuesta de “estamos en ello”.

La segunda, referente a diversos escritos presentados por representantes del sector turístico privado local y un conocido hotel del núcleo urbano en los que no dejan en buen lugar al Equipo de Gobierno, ya que denunciaban, a primeros de agosto, un aumento de la suciedad en la localidad respecto a otros veranos, oscuridad de calles, falta de seguridad, cierre de instalaciones como la Casita Azul y otros aspectos relativos a fomentar el turismo en Isla Cristina. Zamudio, al preguntar sobre estas cuestiones y la suspensión de la Mesa del Turismo prevista a mediados del verano, descubre que el ente que forman empresarios del sector hostelero, hotelero, agencias de viajes, turoperadores, asociaciones del sector y el propio ayuntamiento, se suspendió porque “ibais a recibir un aluvión de críticas y petición de explicaciones sobre las denuncias interpuestas unos días antes, por escrito y con registro de entrada”.

Y esto lo preguntaba Zamudio, quien fuera Primer Teniente de Alcalde y responsable del Área Municipal de Turismo en la legislatura anterior “y nunca suspendí ninguna reunión con el sector, me parece una falta de respeto y de responsabilidad política porque estáis obligados a responder a sus peticiones y cuestiones, va en beneficio de todos”, le dijo el andalucista. Por cierto, en este punto aprovechó Zamudio y le recordó a Montserrat Márquez que, como ella misma aseguro en el pleno, “usted no ha creado la Mesa del Turismo, ya en abril de 2015 existía como Foro del Turismo, con el mismo formato y contenidos”.

La última de las preguntas versó sobre una polémica que se ha suscitado durante este pasado verano respecto a un chiringuito ubicado en Urbasur. Y es que «con fecha 18 de agosto, se presentó escrito en el ayuntamiento por parte de la Unión de Vecinos de Urbasur, donde denuncian irregularidades en la autorización, implantación y explotación del kiosco-chiringuito ubicado en la playa de Urbasur». El andalucista insistió que «ante la gravedad de los hechos denunciados, que se dé respuesta clara a todas las actuaciones municipales en dicho procedimiento y que se atienda la petición de los vecinos».

El pleno concluyó con cuatro concejales menos, ya que el grupo municipal socialista abandonó la sala en señal de protesta por la retirada del “derecho a réplica” de una de sus concejalas a la que, la alcaldesa, le volvió a cortar el micrófono y no pudo defenderse cuando fue aludida por la primera edil.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.