Comunicado Andalucista sobre el Pleno de Mayo

ZAMUDIO EXPLICÓ EN EL PLENO LA “VERDADERA HISTORIA” DE LAS LETRAS RETIRADAS DE “EL EMPALME”

Zamudio: “Las letras se colocaron en el verano de 2009 y en diciembre del mismo año ya le pidieron al ayuntamiento que las retiraran, por cierto, nosotros estábamos en la oposición y ya advertimos que esto podría ocurrir”.

El portavoz andalucista en el ayuntamiento de Isla Cristina, Francisco Zamudio, ha ofrecido en el pleno de mayo una exhaustiva explicación del devenir sobre el proceso que ha concluido, “tristemente”, con la retirada de las letras que anunciaban la población en el emplazamiento conocido como “El Empalme”.

Zamudio, dirigiéndose al equipo de gobierno municipal, encabezado por Antonia Grao, Paco González y Montserrat Márquez, comenzó diciendo que “una vez que habéis dado vuestras explicaciones ante la prensa, ahora yo voy a contar la verdad sobre la retirada de las letras”, cuya versión difiere de la oficial.

En primer lugar, Zamudio aclaró algunos conceptos, como que no es un requerimiento judicial, sino una instancia de la Subdelegación del Gobierno para que sea el ayuntamiento quien las retire o lo harían ellos de oficio y perderíamos las letras. En segundo lugar, que no se incurriría en prevaricación, a lo que se aferró la alcaldesa para quitarlas, sino otra forma jurídica que no es el caso y que el terreno en el que se instalaron no pertenece al Estado, sino a un privado pero afectado por la cercanía de la carretera.

Explicado estos conceptos importantes de base, el andalucista entró en materia diciendo que “esto comenzó mal y ha terminado peor”, en referencia a que “el proceso de la colocación de las letras viene de antiguo, antes, cuando yo era alcalde, colocamos un cartel pintado por Horacio Noguera, titulado Un Mar de Luz, el cual, al poco tiempo, el Ministerio de Fomento nos obligó a retirar, bajo advertencia de sancionarnos con 60.000 euros. Lo quitamos y lo colocamos en este teatro. Durante la siguiente legislatura –siguió explicando Zamudio a todos los presentes-, poco antes del verano de 2009, Montserrat Márquez, que por entonces era Delegada de Turismo, anunció en un pleno que, gracias a una subvención, iba a colocar las letras, a lo que yo la prevenía poniéndola en antecedentes sobre lo sucedido con el cartel, a lo que ella me dijo que todo estaba consensuado, aunque visto lo visto, no sería del todo cierto, ya que a los pocos meses de instalarlas, llegó la primera petición para que fueran retiradas”.

A partir de aquel 2009 comenzaron a interponerse los diferentes recursos, porque, como dijo Zamudio, “nadie quería quitarlas, ya se habían convertido en un símbolo”. Por ese motivo, entiendo que de buena fe, la anterior alcaldesa las defendió por todos los medios, al igual que hice yo cuando cogoberné y en 2013 volvimos a pedir autorización, la cual volvieron a denegar, ya por entonces intuía que este asunto no iba a tener un final feliz por varios motivos, entre otros, porque según el color político que gobierne en ciertas administraciones, te echan mas cuenta o menos”.

El andalucista, tras la larga y pormenorizada exposición sobre lo que calificó de “la verdadera historia de las letras del Empalme”, exigió al Equipo de Gobierno claridad en el proceso y lamentó que “en ningún momento se nos informaran de que se iban a retirar, al contrario que yo hice cuando goberné, que os reuní para explicarlos la situación, incluso recuerdo que la señora Grao dijo que se encadenaría a las letras para evitar su retirada, algo que he echado en falta ahora”, ironizó Zamudio, terminando al decir que “la patata está ahora en el tejado del PP, veremos como lo resuelve, porque, entre otras cuestiones y como ya sabemos, la carretera no irá definitivamente por ese lugar y habrá que tenerlo en cuenta”.

El portavoz andalucista también ha hecho referencia en el pleno a la pérdida, por segunda vez, del Plan EDUSI, por el que Isla Cristina hubiera recibido una gran aportación económica, como han conseguido Ayamonte y Lepe, con cinco millones de euros cada uno, “entiendo que existen dos PP, unos de primera y otro de segunda, al ver que a ambos municipios se les concede y a Isla no”.

De todas formas, Zamudio, siguió apostando por seguir pidiendo el EDUSI «porque es necesario para las inversiones en la localidad, la cual ahora quedará rezagada respecto a las poblaciones cercanas y eso es muy malo”. El concejal andalucista felicitó a los técnicos “por un buen plan en el cual participaron todas las delegaciones municipales, se corrigieron errores del anterior y consensuaron las líneas básicas con el Ministerio de Hacienda para asegurarlo, lo cual, final e injustamente no ha servido para nada”, terminando Zamudio al decir que “entiendo que aquí hay mucho de conversaciones a nivel político, así que a ponerse las pilas y a volverlo a intentar en septiembre”.

Los andalucistas también presentaron dos mociones al pleno y las dos fueron aprobadas por unanimidad. En la primera de ellas se solicitaba a la Junta de Andalucía que “paralice las convocatorias de oposiciones para profesores de música y artes escénicas ” al entender los nacionalistas que “cogían a los opositores andaluces con el pie cambiado, ya que éstas siempre se han convocado en años pares, supongo que la habrán convocado este año por temas estrictamente de conveniencia política”. Además, siguió diciendo Zamudio, “los Presupuestos Generales del Estado no están aprobados y se podría impugnar la convocatoria, un problema añadido al anterior”.

Pero lo “realmente grave”, dijo el andalucista, “es que se convocan en solitario, es decir, ninguna otra comunidad autónoma presenta las suyas y por lo tanto, cualquier opositor, venga de donde venga, podrá presentarse, con el consiguiente perjuicio para el andaluz”. Y es que, mientras en las autonomías denominadas “históricas” incluyen en sus convocatorias “filtros” respecto a conocer la lengua coficial de cada autonomía, en Andalucía no se hace y, por lo tanto, se produce una discriminación negativa sobre los opositores andaluces que ven mermadas sus posibilidades de conseguir plaza.

La segunda de las mociones andalucistas y que terminó convertida en una institucional, fue la que pide a la Junta de Andalucía “una nueva línea de ayudas para paliar los destrozos de lo temporales sobre nuestras playas”. Como argumentó Zamudio, “todos los ayuntamientos estamos inmersos en una crisis que aún nos imposibilita invertir en infraestructuras como la de nuestras playas, las cuales fueron muy afectadas por los vendavales del pasado invierno, es por lo que las administraciones nos tienen que ayudar para reponerlas e instalar nuevas”.

Por último, en ruegos y preguntas, el portavoz andalucista preguntó a la alcaldesa por “el mal estado de algunas de algunas dependencias municipales, como la sede de la Policía Local, que según algunos agentes, ésta se encuentra sucia, con desperfectos y desatendidos en otros aspectos laborales, por lo que le ruego tome cartas en el asunto para solucionar cuanto antes estas desagradables situaciones”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.