Comunicado Andalucista sobre el pleno de Julio-2016

pleno junioLA ALCALDESA ISLEÑA, POR TERCER PLENO CONSECUTIVO, VUELVE A DESALOJAR A CONCEJALES DE LA OPOSICIÓN Y LES IMPIDE DEFENDER SUS MOCIONES

La portavoz de Ciudadanos por Isla, Montserrat Márquez, de forma burda y premeditada, provocó otra polémica dialéctica, esta vez con la concejala andalucista Isabel López, la cual, al responderle, fue desalojada por la alcaldesa

El ayuntamiento isleño ha celebrado el obligado pleno mensual, en una jornada en la que la atención estaba en el TSJA de Sevilla, donde se celebra el juicio interpuesto por los trabajadores municipales contra el ERE impuesto por el Equipo de Gobierno (PIF-PP-CxI), que provocó el despido de 80 empleados públicos.

Por este motivo, el portavoz andalucista Francisco Zamudio, quiso comenzar el pleno con unas palabras de apoyo hacia estos ex trabajadores y espera «que la justicia impere y se les devuelva lo que nunca se les debió arrebatar, de forma sectaria y partidista».

Entrados en materia, y antes de llegar a las mociones andalucistas, se aprobó iniciar el expediente que culmine en la concesión de la Medalla de la Ciudad a la Hermandad de Ntra. Sra. de La Piedad. En otro orden de cosas, el Equipo de Gobierno rechazó la creación del «concejal 22», una figura jurídica que representaría a una asociación de vecinos, avalada por 1.500 firmas, con el objetivo de que presenten mociones y propuestas, como ya existen en otros ayuntamientos de la provincia.

Fue precisamente durante el debate de esta moción, cuando a la alcaldesa se le volvió a torcer el pleno, por su falta de control sobre su socia de gobierno, Monterrat Márquez, que, como ocurriera también en el pasado pleno de mayo, volvió a arremeter contra el grupo andalucista, no siendo apercibida por la primera edil, como es su deber, lo que provocó que la concejala andalucista, Isabel López, en señal de protesta y ante la imposibilidad de defenderse, esgrimió un simple «bla, bla bla», lo que fue aprovechado como excusa por Grao para desalojarla del plenario, hecho protestado enérgicamente por Zamudio que, acompañado de todos sus concejales, abandonaron el pleno en solidaridad con la concejala expulsada.

A los pocos minutos, la misma alcaldesa que cortó el micrófono a los concejales andalucistas para evitar que se pudieran defender, en una moción posterior, donde se trataba el estado de Urbasur y las recientes denuncias vecinales, permitió que un miembro del público formara parte del debate, como un concejal mas, solo por el hecho de que coincidía con las tesis y argumentos del Equipo de Gobierno, hecho que fue denunciado por el portavoz socialista, Julio Suárez, quien, como llegó a decir durante su intervención, «estoy perplejo, acaba usted de expulsar a una concejala elegida por el pueblo a través de los votos y, sin embargo, ha permitido que un ciudadano intervenga, no entiendo esta doble vara de medir».

Seguidamente, las tres mociones andalucistas presentadas para ser debatidas, en vez de ser aparcadas para un próximo pleno, fueron rechazadas por el Equipo de Gobierno, sin tan siquiera poder ser debatidas, como también ocurriera con una de ellas durante el pleno pasado. El grupo municipal socialista intervino, en señal de protesta por lo ocurrido y «por respeto a los compañeros andalucistas que no están presentes».

El grupo municipal andalucista, nada mas salir de la sala de pleno, se reunió con el abogado que les asesora para valorar la interposición de una o varias denuncias ante los juzgados y tratar de hacer prevalecer sus derechos, los cuales están siendo usurpados, pleno tras pleno, por el gobierno local isleño.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.