Comienza la parada biológica de la chirla para la flota isleña en el Golfo de Cádiz

_DSC4001El sector de la chirla que faena en el Golfo de Cádiz inicia este domingo 1 de mayo una parada biológica que se prolongará hasta el próximo 30 de junio, un periodo de veda establecido por el sector y la administración autonómica para la conservación y regeneración del caladero.

Esta parada biológica afecta a un total de 98 embarcaciones andaluzas con draga hidráulica, 41 de ellas de Punta Umbría y el resto pertenecientes a los puertos de Isla Cristina y el gaditano de Sanlúcar de Barrameda.

El sector de la chirla afronta esta parada con la esperanza de que en los próximos meses se negocie con la administración autonómica un nuevo Plan de Gestión de la Chirla, según ha manifestado el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Punta Umbría, Manuel Fernández Belmonte a agrodiariohuelva.es.

Fernández Belmonte ha señalado que representantes de los tres puertos afectados están pendientes de poder celebrar una reunión con la nueva Directora General de Pesca de la Junta de Andalucía, a la que plantearán “un cambio radical” al actual Plan de Gestión de la Chirla. Estos cambios que propondría el sector pasarían “por modificar los horarios de extracción, las zonas de trabajo, las normas relativas a control pesquero, o la necesidad de revisar el tope de capturas”, subraya Belmonte.

Actualmente el sector se autorregula y tienen establecidos un tope de captura diario de 250 kilos, “pero eso depende de cómo esté el mercado”, asegura el patrón mayor de la Cofradia de Pescadores de Punta Umbría.
Sardina y boquerón

Por otra parte, la flota de cerco del Golfo de Cádiz, unas 86 embarcaciones, ha constatado la buena situación en la que se encuentra el caladero en lo que al stock de boquerón se refiere. “Hemos comprobado que el caladero está en perfectas condiciones, hay mucha cantidad de boquerón y de muy buen tamaño”, asegura Belmonte.

En los mismos términos se expresó el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Isla Cristina, Mariano García, que ha señalado que “está siendo una buena campaña para el boquerón porque se están recuperando los recursos”, aunque no obstante considera que con la cantidad asignada al Golfo de Cádiz, “podemos quedarnos cortos”. Actualmente el tope de captura de boquerón que tiene fijado el sector está en unas 350 cajas diarias, unos 3.000 kilos.

Respecto a la sardina, tanto desde la Cofradía de Pescadores de Punta Umbría como de Isla Cristina, sus responsables explican que “por el momento estamos intentando no capturarlas y dejarlas para las próximas semanas, probablemente para el próximo mes de junio que es cuando se produce la mayor demanda en el mercado”. Para entonces, el tope diario de capturas que se ha fijado el sector está, al igual que el boquerón, en unas 350 cajas diarias.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.